28/11/12

Acorralando el caos 2: El rincón de la costura


¡Hola de nuevo!

Como dijo Jack el destripador: "vamos por partes".

La semana pasada os hablé de que mi cuarto de las manualidades, había pasado a ser muuuuuuy goloso y muuuuuy peligroso para dos pequeños seres que últimamente llegan a todas partes y encuentran hiperexcitante todo lo que sea sacar, deshacer, reliar, chupar, tragar etc etc etc.

Así que el guiri y yo decidimos hacer algunos cambios por cuestiones de seguridad de ellos y de mis materiales, que tanto tiempo, dedicación y por qué no decirlo, dinerito han costado (tanto unos como otros).

Subimos el organizador de cintas a una altura inalcanzable hasta que tengan por los menos... veinte años, y juntamos todas las piezas pequeñas, cuentas, botones, brads, remaches y demás para evitar la tentación de echárselos a la boca. Deporte favorito últimamente de estos dos tragaldabas.

Pero nos dimos cuenta de que ya no quedaban "altos" libres.

En los últimos tiempos, estamos creando un complejo de "Spiderman". Todo tiene que ponerse arriba, y claro, los "arribas" en mi casa, ya están saturados, así que no nos quedaba otro remedio que crear otro.

Por eso empezamos a montar la estantería de la que os hablé, sin darnos cuenta de que la pared donde la queríamos colgar, es una falsa pared para la puerta doble corredera entre el salón y el estudio, y que no aguanta el peso de tanto cacharrito ni de broma, así que en esas estamos dándole vueltas a la solución y de momento con todos los tarritos llenos de tesoros escondidos en nuestro dormitorio.

Pero aunque todavía no está todo terminado, os quería enseñar como voy acabando rinconcitos poco a poco.

El primer punto que ha quedado rematadito es el mueble donde guardo todas las cosas para los hobbies que tienen que ver con la aguja, y que son principalmente dos: coser (pequeñas cositas para decoración, o para la casa, no tengo mucha idea de hacer ropa) y sobre todo mi primer hobby que me contagió mi madre y que llevo haciendo desde los doce o trece años (y que echo mucho de menos porque requiere de mucha tranquilidad y eso ya no me acuerdo ni de lo que era): El punto de cruz.

La próxima vez que vaya a casa (en Navidad, como El Almendro) voy a hacer fotos de los cuadros de mi madre para enseñároslos. Son impresionantes. Además tiene muy buen gusto a la hora de hacer labores, el resultado siempre es perfecto, porque no es tan corre corre como yo y sus cuadros los puedes mirar por el derecho o el revés y están igual de bien. También hace preciosidades en ganchillo mezclado con tela, tan finito tan finito que parece encaje. También os lo enseñaré, que mi madre no tiene blog y eso hay que lucirlo :) y no es pasión de hija...

Pues empiezo: (para ver las fotos más grandes haz click encima de ellas)

Primero con una idea que me encanta, los frascos de cristal, de diferentes tamaños.

Todos estos los tenía por casa, pero les hice unos cuantos arreglillos.

Lo de la costura siempre suena como a antiguo, ¿no? y ese aire como se dice ahora "vintage" era lo que me proponía conseguir. Además para empezar tenía este costurero que me trajeron los Reyes hace años


El único problema para conseguir el efecto son los muebles de Ikea :). Pero bueno, por algo hay que empezar, y ya nos compraremos las caobas y los ébanos cuando nos dé el presupuesto digamos en... cincuenta años.

Así que me fui a mi hada de los gráficos particular, "The graphics fairy" donde encontré todas las ilustraciones necesarias para mis etiquetas a la antigua.

Las adapté al tamaño con mi Power Point de mi corazón, las imprimí en papel adhesivo y aquí las tenéis.





Lo mío es el reciclaje. Todavía tenía botes de mermelada de los que usé aquí y aquí, y creo que ya han llegado a su destino final.

Las tapas las forré con papel estampado y cintas, y lo que quedaba visible del metal lo pinté con un rotulador para lacar en dorado viejo. Intenté que cada etiqueta tuviera relación con lo que había dentro

Al lado puse el costurero que tanto tiempo lleva conmigo.

En la siguiente balda puse unas cajas que ya tenía donde guardaba antes las telas (cuando todavía cabían todas dentro). Son preciosas y no quería dejar de usarlas.



En la grande guardo todas las tiras bordadas, el velcro, los bieses, la entretela y todas esas cosillas necesarias para coser.



En la misma página descargué una etiqueta con unas tijeras antiguas y le puse como etiqueta "Mercería".


En la pequeñita del mismo modelo puse la etiqueta "Punto de Cruz" y en ella están las agujas sin punta, los cartoncitos esos para liar las madejas y algunas madejas que compré repetidas y están en la reserva.

Las otras cajas clasificadoras las tengo desde tiempos de Carolo. Aquí sólo encuentro las madejas de Anchor, pero todavía tenía de España algunas de DMC, así que descargué de internet los logos de ambas marcas y las etiqueté.
Yo las ordeno por número. Mi tía por ejemplo tiene bolsas diferentes por colores, todos los azules, todos los verdes. A cada uno le va un sistema, como en todo.

Qué falta? Ah sí, la lata "Supermaleni", me requeteencanta!!! y encima tengo dos de estas ;) es de metal, rosa, con rositas y vintage con frasecitas en francés, vamos, más Maleni y explota. En ella van todos los retales de telas para punto de cruz y la labor que tengo inacabada (que será, a este paso, la obra de El Escorial

 

La siguiente balda es la que más me gusta porque en ella he conseguido que las telas queden bien organizadas y hasta decorativas. Antes las tenía en el armario de las manualidades y no me gustaba nada porque era lo que más sensación de rebullo me creaba. Aquí lo podéis ver aunque la calidad no sea muy buena:


Estando en una tienda de telas pensé: mira que apañaditas las tienen todas así en sus rollitos... ¡claro! rollitos, esa era la solución.
Nada más llegar a casa vacié a toda prisa un rollo de matatrapos (aka papel de cocina) y probé.
Pichí pichá. No quedaba mal, pero luego no asentaba bien en la estantería y quedaba raro.
Yo soy bastante monotema, así que seguí dando al coco hasta que me fui al OBI (que es como el Leroy Merlin de aquí) y le pedí al señor que me cortase 30 contrachapados de 20x30 cm.
El señor me miró con cara de "¿por diez cochinos euros le tengo que cortar a esta loca todas esas tablitas?... ni de coña". Cuando estaba a punto de mandarme a hacer puñetas le puse esa cara de "porfa, porfa, porfa" con los ojos tipo gato de Shreck que dice el guiri que me sale muy bien, y aunque rezongando se metió para dentro y me las cortó. A veces puedo ser muy convincente (eso también lo dice el guiri que está por aquí detrás).
Pues doblé con cuidadito todas las telas a la medida de las tablitas...
y el resultado lo veis aquí debajo
Lo que está al lado son mi enciclopedia del punto de cruz y un archivador donde guardo todas las revistas de labores.
¿A que queda bien? Me encanta, y además se resuelve el tema de guardar las telas sin que queden como amontonadas.
Yo no sé en vuestra casa, pero mi abuela, mi tía, mi madre, todas tienen muchas telas, y siempre las tienen en bolsas, cajas, cajones, y claro no saben ni las que tienen. Así están todas a la vista y puedes ver si te vale alguna antes de ir a comprar otra. 
En la última balda está la hermana pequeña de la lata de arriba, en la que guardo retales de tela más pequeñitos y la última manualidad que he estado haciendo antes de empezar con los preparativos de Navidad, una funda para la máquina de coser.
Se me ocurrió hacer una porque los enanos intentaron sacar la máquina tirando de la funda de plástico que trae, que como es una birria, se rajó enterita.
Para los laterales y la trasera acolché una tela de rositas y rayas también supermaleni y para el frente, utilicé otro dibujo de mi hada de los gráficos al que le cambié la marca que traía por mi nombre.
La imprimí en una lámina para planchar sobre tela que tenía de unas camisetas que le hicimos a los niños cuando nacieron y la apliqué en un trozo de batista color crudo resto de unas sabanitas de cuna.
Quedó así:
Aquí os enseño mis cintillas de Navidad como aperitivo de las entradas que vienen sobre Adviento y Navidad
Y una foto de como queda el conjunto
Me encanta este rincón, ahora está todo a mano, todo arregladito y ya no hay que buscar las agujas o los botones cuando se caen, están todos juntitos aquí viviendo en mi estantería Billy de Ikea.

Ahora como siempre una foto mis apechusquis de costura antes...
Y la de después...
¿No me digáis que no es la estantería de Ikea más colorida que habéis visto? 
A mi es que el colorín me encanta porque me da mogollón de energía
¿No os pasa lo mismo?
Espero que os haya gustado y que podais aprovechar alguna idea.
En las próximas entradas me meto de cabeza en el Adviento...
 Ya os contaré...
Besitos mil
PILAR


14 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué maravilla! Eres una artista! Me ha encantado!

Pilar dijo...

Gracias Sonia!!!! Un besito!

susana dijo...

me tienes en un ay!
superfan de tus rincones.

Betty ( Beatriz Medori) dijo...

OHHH..Mi dios !!! Te tienes que venir a mi casa para arreglarla asi jajaja

Un ratón en mi cocina dijo...

Y yo que creía que lo tenía todo ordenadito, jajajaja, eres mi ídolo!!!! me ganas por goleada...

Pilar dijo...

Ay Susein, respira respira, te adelanto que el próximo rincón que acorrale va a ser el escritorio...
Gracias por comentar siempre!!! Besotes grandes y no pases mucho frio que he visto las noticias de la 1 y creo que por donde tu andas va a pegar hoy!!!

Pilar dijo...

Venga Betty, preparate que en un ratillo estoy por allá!!! llegaré a cenar, ve sacando las cosas que nos ponemos en cuanto llegue!!! jajajaja. Muchos besos!

Pilar dijo...

Guadalupe, que no me creo yo que tu tengas nada desordenado, que te he visto en las fotos como diría mi madre "muy recortadita" (o sea muy estilosa y arregladita)Lo que no quisiera yo es que tu vieras de cerca la funda de la máquina, que me salen de vez en cuando unas puntarrajas... y con lo bien hecha que eres tu para esas cosas... Un besito guapa!

Nuria PS dijo...

¡¡Yo quiero un rincón como el tuyo!! Ahora lo que tengo es una sucesión de cajas de cartón sin identicar y tropecientas bolsas, que cada vez que busco un lazo o una tela me las veo y me las deseo. Aprovecho para darte la enhorabuena por ganar la votación en la fiesta de enlaces de Blanca, qué lástima que en casa no tengo despensa, le "sugeriría" a mi manitas doméstico que me construyese una sólo por ordenarla tan primorosamente!
Un besazo!

Pilar Canamero Pizarro dijo...

Gracias Nuria!!! la verdad es que este es mi rincón favorito de toda la casa y con todos los zarrios que he juntado con los años, si no lo tuviera organizadito, sería para volverse loca! Me alegro de que te guste! Un besote! (Por cierto, lo mío no es despensa, es un escobero con pretensiones jajaja)

Anónimo dijo...

Feliz Año! Saludos desde Caracas-Venezuela. Todo lo que ordenaste te quedó precioso, te felicito!! Tienes ideas muy buenas, aqui el problema es que dentro de las casas cae mucho polvo ya que todas las ventanas permanecen abiertas todo el año. El organizador de cintas se llenaria de polvo en un mes, aunque al pensar en eso se me ocurre que se puede hacer igual pero tipo mueble con puertas de vidrio para poder resguardar las cosas del polvo y aun tenerlas visibles. Es muy ameno tu blog y con muchas cosas lindas, voy a suscribirme para seguirte. Saludos

Pilar Canamero Pizarro dijo...

Muchas gracias!!!! no pone tu nombre pero a Caracas te mando un abrazo fuerte! gracias por leerme y comentar!!!

María Jesús dijo...

Me encanta la forma en la que enfocaas este blog. Es muy divertida.

Monica Garcia dijo...

pero que ordenada que eres que envidia yo soy incapaz