29/5/13

Acorralando el caos 3: Mi sistema definitivo para organizar los cortapastas





Galletas que hice para mi ahijado Javier en su primer cumple (Octubre 2012)

 ¡Hola de nuevo!¡¡¡Por fin de vuelta!!!
Por dos y media pequeñas obvias razones que me han tenido pachucha y entretenida a partes iguales, no he podido publicar (ni hacer)  nada en este tiempo, pero ahora poco a poco y gracias a una ayudita extra ocho horas a la semana, puedo sentarme un ratito y seguir contándoos cómo he ido organizando poco a poco todos esos puntos negros que todos tenemos en casa.


El tema de hoy llevo queriendo compartirlo con vosotros un montón de tiempo, porque es una de las tareas más divertidas pero arduas en cuanto a organización que he llevado a cabo. Además de una de las que más me ha facilitado la vida repostera.

Este blog (como su nombre indica) lo abrí cuando empecé a hacer galletas decoradas y luego ha pasado a tratar una miscelánea de asuntos relacionados con la casa, en la que voy poniendo todo lo que hago, todo lo que se me ocurre, todo lo que invento y sobre todo, todo lo que organizo.

Es una forma estupenda de poner en orden todos los proyectos creativos que una tiene, y lo que es más importante una manera de obligarse a llevarlos a cabo y TERMINARLOS (mi punto débil).

Además ver el resultado del esfuerzo resumido en fotos es de lo más gratificante sobre todo cuando alguien te da las gracias por alguna idea, o te manda alguna foto de lo que han hecho ellos mismos basándose en ellas.

Pues volviendo a los orígenes, a las galletas decoradas, hoy voy a contaros mi sistema para organizar los cortapastas. He probado muchos, y este es el definitivo, porque me resulta mucho más fácil encontrarlos, volverlos a guardar, inventar ideas para nuevas galletas etc.

¿Un cortapastas de payaso? ¡¡¡Noooo!!! un cucurucho de helado al revés
(galletas para Javier Octubre de 2012)

Mi afición por las galletas decoradas viene de hace algo más de diez años cuando aún estaba muy lejos el boom que vivimos hoy en día.
Entonces trabajaba en una escuela de Madrid donde estudiaban muchos alemanes, y en Navidad me regalaban auténticas delicias tan bonitas que yo no podía creer que las hubieran hecho ellos mismos. Así que decidí aprender. Los primeros intentos fueron un desastre como es normal. Además aunque no os lo creáis en las tiendas de menaje y cosas para la casa donde preguntaba, nadie sabía lo que era un cortapastas y me tenía que apañar con lo que encontraba.

Mis primeros intentos de galletas "decoradas" (Navidad 2003)
Al menos estaban muy ricas...
Ese año hice nada menos que 650 galletas en un minihornito de sobremesa (y no perdí la vocación)

Allí también tenía un voluntario que se las iba comiendo según las terminaba (entonces no era el guiri sino mi hermano)

Los ingredientes para decorarlas me los compraba en mis viajes a Alemania, donde, como os podéis imaginar, me volvía loca en los supermercados. La maleta volvía repleta de esencias, de sprinkles, de todo!

Desde entonces y gracias a los blogs de Bea, de Cookie-crazy, Karens cookies y tantos más, he leído libros, he probado técnicas, he visto videos en internet para mejorar, y sobre todo me he hecho con una colección de cortapastas que ya no sabía como manejar.

fuente: hawato.de

Empecé con un arito metálico como el de la foto donde estaban todos reuniditos y ahora he necesitado toda una pared para guardarlos. En el último inventario ya íbamos por quinientos cuatro y creciendo.

Cuando la colección empezó a aumentar, los iba metiendo en cajas de plástico así al buen tuntún. Todavía era posible encontrar los necesarios sin tardar demasiado.

El segundo paso fue organizarlos como había visto en todos los blogs, por temas.
Funcionó un tiempo, pero por ejemplo, ¿un corazón, sólo sirve para las bodas o San Valentín? ¿o también sirve para Navidad?, ¿o para un nacimiento?...
Además las cajas para algunos temas estaban hasta arriba y las de otros medio vacías, con lo cual acababa metiendo más de Navidad en la caja de Pascua y formando un follón tremendo.

Así los tenía en mi antigua casa, ordenados por temas

Cuando ya llegó el punto en el que no sabía ni los modelos que tenía, más de uno se quedaba sin usar porque simplemente no me acordaba de él aunque fuera perfecto para la ocasión, así que decidí idear un sistema diferente que me sirviera para manejarme en esas cantidades y que cumpliese los siguientes requisitos:

2. Que me permitiera tener a la vista todos los modelos para ponerlos en uso,
3. Que fuera fácil de ordenar,
4. Que a la larga y por mucho que aumentase la colección siguiese funcionando sin tener que reubicarlos continuamente.

Lo primero que hice fue vaciar todas las cajas y poner una montaña de cortadores a un lado y otra de cajas vacías al otro lado. .
Por suerte en aquel entonces sólo tenía doscientos.
Uno por uno, les fui haciendo una foto sobre un papel blanco y escribiéndo en ellos (con rotulador para porcelana) el número 1/1(número de la caja/ número del cortapastas), 1/2, 1/3 y así sucesivamente hasta llenar la caja número 1, con la número 2 igual, y así rellené 10 cajas.

No hace falta tener un gran talento fotográfico, con que se vea la forma es suficiente

Luego me hice un documento en Word con una tabla con todos los cortapastas ordenados por número. En ella está la foto del cortador, la descripción, su tamaño, el número que tiene y en que caja está.
Aquí os enseño un extracto:


Luego simplemente etiqueté las cajas con números, imprimí las tablas, las metí en un archivador y lo puse al lado de las cajas para tenerlo a mano.

Ahora, cada vez que me compro un cortador nuevo, sólo tengo que numerarlo, hacerle una foto, introducirlo en el ordenador, reimprimir la última hojita de la tabla y añadirla al archivador. (la paliza de los doscientos, fue memorable, pero si estás empezando tu colección, hazlo cuanto antes, porque poquito a poco es mucho menos agotador ;) )
Además y ya por gusto, aparte de la lista de inventario, he hecho otra ordenados por temas, y el corazón por ejemplo lo he metido en bodas, pero también en cumpleaños, en nacimientos, en Navidad...
Los terroríficos de halloween - La calabaza también la he puesto en la sección de otoño y de frutas y verduras, así no me acuerdo de ella sólo el día de los muertos

Ventajas del nuevo sistema:

1) Vas echando los nuevos cortadores a la última caja, llenas la caja, compras la siguiente y listo.
2) No tienes que andar rebuscando cortadores, coges el archivador y de un vistazo rápido ves las fotos miras el número de caja donde está y lo sacas. En cada caja me caben unos veinte pequeños o doce medianos, los XXL los tengo en cajas especiales. Es mucho más fácil encontrar uno entre veinte que uno entre sesenta)
3) No "olvidas" cortadores que podrían haber sido perfectos para algún tema porque simplemente no los tenías a la vista.
4) Al tener todo un inventario fotográfico, se te ocurren sobre la marcha nuevos usos para los cortadores que ya tienes. Por ejemplo mi Frankenstein de Halloween es un bolsito del revés.


5) Para mí lo más importante: es muy fácil devolverlos a su sitio. Sólo mirar el número de caja y para dentro.

Aquí están todas las cajas numeradas



Así todo explicado seguidito parece un poco confuso, pero una vez que coges la rutina de "hacerle la ficha" a cada cortador que entra en casa, es muy agradable este sistema, si os cuento que yo algunas veces en vez de coger un libro me cojo el archivador de inventario y le echo una ojeadita a ver si se me ocurren nuevas galletas con las formas que tengo...

En fin, espero que las adictas a los cortapastas encontréis útil este sistema, y ya sabéis, si lo usais contádmelo, me encanta saberlo y ver fotitos, muchas fotitos
¡Un beso a todos!

PILAR

6 comentarios:

Mis Dulces Joyas dijo...

María Pilar yo alucino con tigo chica !!!
No se puede tener tanta organización, es imposible. Pero que envidia, de la sana por cierto. Mira que yo soy organizada, pero tu me ganas, que digo me ganas, eres la reina del orden !!!
Un beso guapísima y sigue, sigue con tus ideas organizativas, que nos vienen bien!!!

ana carrio dijo...

NO conocía este bloc ,muy bien he!!!!!!!!!!!!!!!!

Un ratón en mi cocina dijo...

¡¡¡¡¡¡pero bueno!!!!!!!! ¿cómo se pueden tener tantísimos cortadores por Dios? yo no tengo tantos, pero, sí debería empezar a plantearme hacerles la fotito y archivarlos porque muchos están sin estrenar y ni me acuerdo de ellos...

La madrededós dijo...

Bueno jajajaja la reina la reinaaaaa, tú pásate por mi casa un día cualquiera a las ocho después de la cena de los niños, y ahí sí que alucinas!!! me encanta organizar, pero luego es super difícil mantenerlo, sobre todo con Zipi y Zape rondando por aquí! Un besote y gracias por tus consejos!!!

La madrededós dijo...

Gracias Ana!!! me alegro de que te hayas pasado y ya sabes aquí tienes tu casa virtual. Un besazo!

La madrededós dijo...

Hola ratona!!!! pues hija así a lo tonto a lo tonto vas comprando tres, dos, cinco, y cuando te quieres dar cuenta te salen por las orejas!!! Me encanta que te sirvan las ideas, cuentame si usas el sistema y te va bien!!! Un besote reina del Corel!