29/6/13

10 Consejos e ideas para poner una mesa dulce (o salada) como los profis pero sin arruinarse.


Para empezar, aclarar que me da un poquito de vergüenza escribir una entrada sobre consejos, porque que yo sepa no me llamo Pilar Atlas, ni soy ninguna autoridad en la materia.
Pero por otro lado más de una amiga me ha preguntado cómo hacemos para que nuestras mesas de fiesta queden tan chulas y parezcan profesionales.
Esto me ha halagado bastante, para qué mentir, a todos nos gusta que valoren el trabajo que hacemos y si encima nos piden consejo, pues ya engordamos hasta límites insospechados y a mi lo de engordar se me da estupendamente (incluso sin cumplidos).
La primera respuesta que me salió fue, "bueno, es que me divierte mucho hacerlo y no sé, me salen así". Luego empecé a pensarlo, y realmente me di cuenta de que eso de que "me salen así" no era del todo cierto, y de que sin darme cuenta, hay una serie de reglas que sigo automáticamente en cada mesa que preparo, y me propuse observar e intentar poner nombre a todas esas manías que tengo a la hora de decorarlas.

Esta es la merienda que le preparé a mi abuela hace años
 por su cumple, entonces no tenía nada de presupuesto, ni había
leido nada sobre el tema, lo dicho, cuatro velas y papel pinocho, pero
que contenta estaba mi abuela y cuánto la echamos de menos!
Eché mano de mis álbumes "preblog" y me hizo gracia ver como desde hace años, siempre he hecho fotos a todas las mesas que he preparado, aunque no tuviera todavía en mente enseñárselas a nadie y de como ha evolucionado el estilo y he pulido la presentación.
Lógicamente no es lo mismo tener 20 años y andar de pasta a cero patatero (me apañaba con papel pinocho y cuatro velas), que tener tu propia casa, elegir tus vajillas, tener un poco más holgado el presupuesto y poder darte un caprichillo de vez en cuando (aunque sin pasarse)

He leído muchos libros sobre este tema, y muchas páginas web, y claro Amy Atlas y compañía, lo de la peseta no lo miran mucho, con lo cual las mesas que preparan son una maravilla, sí, pero bastante inalcanzables en la mayoría de los casos a no ser que recurras a un profesional que tenga todos esos recipientes cacharritos, manteles y demás, y que por lo general cuestan un ojo de la cara.
 Además lo más gratificante para mi gusto es hacerlo tú mismo, y regalarle tu trabajo al cumpleañero.

Por eso he recopilado en varios puntos mi "Modus Operandi" para contaros cómo poner una mesa de cumple de andar por casa, pero que quede como si la mismísima Martha Stewart os hubiera echado una manita. Vamos allá: (como siempre, para ver las fotos más grandes haz click sobre ellas)

1. Los manteles: apostad por el blanco

Siempre ponemos la mesa cubierta hasta el suelo para tapar las patas de la mesa que a lo mejor no son de lo más bonito, o para esconder las cajas de la bebida o simplemente los trastos que quedan por medio a última hora antes de la fiesta y para esto la tela que usamos es siempre siempre blanca. A no ser que uno tenga una empresa de eventos, no se puede permitir tener manteles de todos los colores.
Nosotros tenemos una lona blanca enorme rematada que adaptamos a cada mesa escondiendo por detras a por los lados el sobrante. Luego según el tema de la fiesta pues compramos un tul de algún color, o fabricamos un camino de mesa en fieltro, o unas banderolas o unos lazos de tela de flores o lo que se nos ocurra, pero con una loneta blanca tenemos suficiente.

Mis manteles "elegantes" o sea los que pongo en la mesa para las celebraciones que no son de buffet, también son blancos. Mi madre y mis abuelas me hicieron unos manteles preciosos, y yo siempre insistía: ¡qué sean blancos!.

Es mucho más económico comprar unos detallitos para adornar el mantel o cambiarle la cara con las servilletas, que tener metros y metros de tela de todos los colores.

Una de las doce mesas que montamos para el bautizo de Martin en pleno proceso de decoración. El centro de galletas era una maceta de barro cubierta con cartulina y con todas las galletas pegadas.

2. Vajilla, bandejas, recipientes, portatartas y demás: blanco y cristal nunca fallan.



Al principio de poner mi casa, me compraba todo de colorines, cuanto más estridentes mejor, luego si por lo que fuera en vez de venir a merendar 6 personas venían 8, se me chafaban todos los planes decorativos, porque mezclar unas tazas azulonas de flores con otras en tonos marrones era misión imposible . 
Me encanta el color, pero a la larga me he dado cuenta de que es preferible invertir en piezas bonitas en blanco o en cristal por lo mismo que con los manteles, pegan con todo.
Luego para cada fiesta, pues según el color o el tema, siempre acabamos comprando algún detalle del tono de turno en plan baratito, pero los básicos siempre neutros.
Ante la duda, mejor poner un simple plato redondo blanco que la fuente más historiada del planeta.
Por otro lado, un mantel blanco y una vajilla blanca, dejan todo el protagonismo a la comida, que en el caso de las mesas dulces nos ofrece infinitas posibilidades cromáticas.

3. Elige un tema y una paleta de colores y no te salgas de ellas en lo posible. 

Reconozco que en el tema colores en cierto modo sólo podemos seguir este punto con las mesas dulces(sí,  es verdad que no podemos teñir un pinchito de morcilla de azul turquesa, daría un pelín de grima).
En las mesas de tapas saladas tendremos cuidado con la decoración de los platos y con su disposición más que con los colores


Desde la invitación hasta las flores y las velas todo en los mismos tonos, la sensación de uniformidad es muy elegante y deja ver que te has preocupado hasta del último detalle.



4. Nunca improvisar.

Las gerberas en rojo de la invitación que encargué
en VIstaprint me dieron la pauta para el resto
de la decoración de la mesa
Igual que en lo de los colores. Desde que decido qué "menú" dulce voy a poner me ciño a él estrictamente. Si en el último momento empezamos a añadir otras cosas, diferentes platos o el bizcocho que ha traido la abuela, todo nuestro esfuerzo de conseguir una mesa redonda se vendrá abajo.
Aquí en Alemania es muy típico que la gente se ofrezca a traer sus tartas o ensaladas o postres como regalo de cumpleaños. No es cuestión de ser una antipática y gustosamente acepto su aportación, pero siempre disimuladamente cuando se ofrecen a traer algo les intento llevar a mi terreno, por ejemplo si vas a decorar en rojo, pues les dices que te encanta la tarta de fresas, y que si la puede poner en un plato blanco, o que ya la presentas tú en casa.




Cada queso con su cartel, para los "odiantes" del queso de cabra... como yo.
Brunch de verano en Leonberg, junio 2009

5. Dibuja un boceto o una descripción exacta de lo que quieres.


Mi cutre boceto para la pato party.
Si pìensas en un plato o tarta, asócialo inmediatamente a una presentación y escríbelo, o mejor, haz un boceto de la mesa.
Incluso hay veces que pienso antes en el recipiente que en el contenido. A lo mejor tienes en tu casa una bandeja divina que quieres usar a toda costa. Piensa para qué podría quedar bien: para galletas? para cupcakes? para una ensalada o para unas tostas de jamón?. Pues luego ya buscarás la receta.Seguro que en internet la encuentras.
En el caso de que alguien te vaya a ayudar, le das una copia del boceto con la descripción exacta de como quieres las cosas. Aunque por un momento tu ayudante se piense que lo tomas por tonto con unas explicaciones tan detalladas, será más fácil para ahorrar estrés de última hora (sobre todo en fiestas grandes es inevitable delegar y para eso es mejor dejar la idea clara de cómo lo quieres)


6. Juega con la simetría, la geometría y las alturas:


Un truco sencillo y tremendamente efectista para los que no somos profesionales, es poner un punto central alto (bastante más alto que los demás), y luego jugar con la simetría a partir de él.
De hecho cuando compro alguna bandeja o recipiente que no sean muy caros normalmente me llevo dos iguales.
Otra opción es poner cajas de zapatos o de lo que tengas (latas, botes) a diferentes alturas por debajo del mantel, o forrarlos con papel o tela a juego con el resto.
En la mesa del cumple de los niños del año pasado lo hice así:
La tarta es el punto central y quería que fuese altísima, como no tenía ningún portatartas tan alto, pegué un candelabro de los de Ikea de madera a un plato de cristal, y conseguí por fin la altura que buscaba, y a partir de ella hacia abajo y hacia delante hay casi siempre (no lo conseguí al 100%) dos platos iguales uno a cada lado de la tarta. Las dos bandejas de los cupcakes y la bebida son iguales, las galletitas están en dos platos iguales, los cakepops en dos maceteros iguales, y los regalitos también cada uno a un lado en dos bandejas de madera iguales.


También queda muy bien colocar los platos haciendo formas geométricas, como cuando colgamos marcos de fotos en casa, formando un cuadrado aunque todos los marcos sean de diferentes tamaños, que el conjunto de todos ellos sea un cuadrado o un rectangulo perfecto.

7. Si no tienes un recipiente, te lo inventas: mente abierta



Bote de mermelada tuneado en candelero. Coste total 60 cts.
Quién ha dicho que un florero no sirve para poner una ensalada de frutas, o por qué tienes que comprarte unas botellitas monísimas y carísimas para las bebidas cuando las que vienen con la salsa X de ensalada bien fregadas y sin etiqueta son perfectas para la ocasión?
Una maceta de barro, un cesto de mimbre, un macetero de balcón... mientras esté bien limpito todo puede servir para presentar tus dulces de la forma más imaginativa posible
No hace falta gastarse un dineral en recipientes. Evidentemente unas bandejas de plata y unos candelabros de cristal de Bohemia son un lujazo que puede dar a una mesa un toque elegantísimo, pero la mayoría de las celebraciones que hacemos no son tan formales y resulta más divertido y sorprendente para los invitados descubrir que has colocado la ensalada en una champanera, o los colines en un velero de cristal, por poner un ejemplo.
Lo botes vacíos de mermelada bien decorados y rellenos de caramelos o galletas pueden ser un regalito perfecto para los invitados, o un portavelas, o pueden ir rellenos con natillas y en la tapa le pones un cartel bien bonito "natillas" y le atas una cucharilla con un lacito... mil cosas.

8. El papel del papel


Hoy en día con los papeles tan bonitos que venden para esto del scrapbooking y demás, tenemos una mina para la decoración de las mesas, y además bien baratito.

Si te gustan las manualidades, tu mesa puede pasar de ser bonita a ser espectacular. Imagínate todo lo que puedes hacer a juego con la comida.
Desde los típicos cartelitos con el nombre del invitado o el plato, hasta las cápsulas para los cupcakes, las guirnaldas o banderolas, escarapelas, pompones uf! hasta el infinito y más allá!!!
 - Un truco muy vistoso es forrar la base de las bandejas blancas o de cristal con el mismo papel de la decoración.
- Otro truco es combinar dos o más papeles de diferentes estampados pero similar color. Es como con las telas en la decoración, si mezclas dos coordinados, queda muy bien, pero si mezclas tres y lo haces con acierto el resultado es espectacular.
- Otra opción barata para decorar las bandejas o en este caso los floreros con las piruletas es el azúcar de colores, aquí os explico como se hace.


La abuela de Rolf en el bautizo de Martin leyendo atentamente lo que se iba a zampar...

9. Pónselo fácil a los invitados y piensa hasta en el último detalle


En la misma mesa o bien en una auxiliar decorada en el mismo estilo, deja siempre al alcance todo lo que puedan necesitar. La mesa puede ser el "Non plus ultra" pero como falte una servilleta o no sea fácil encontrar los cubiertos, no hemos hecho nada.
Piensa que la mesa es preciosa, sí, pero que la finalidad no es hacerle la foto y ponerla al día siguiente en Facebook, sino que la gente disfrute de lo que hay encima, y se lo coman todo.
Todavía recuerdo la rabia que me dió en la fiesta de los treinta del guiri, que decoré tan bonita la ensaladilla rusa con un paisaje hecho de vegetales, que nadie la tocó, y todo porque olvidé poner un cucharón al lado,y entre que les daba pena romper el dibujo y que no sabían como meterle mano a aquello, pues allí se quedo muerta de risa.
También me parece un detalle para con los invitados poner en los cartelitos de la comida el símbolo del vegetariano en las cosas que sean aptas para ellos (mis amigos me lo agradecen un montón), y en las tartas, es muy importante señalar debajo del nombre precioso que le pongamos, si llevan frutos secos o alcohol. Esto nos puede evitar más de un disgusto, sobre todo a los alérgicos.



Detalle del mantel que me hizo mi madre, bonito ¿eh?... y blanco.
Los alemanes celebran las bodas y los cumpleaños empezando con un buffet de tartas a eso de las tres, y luego viene la cena.
En la última boda a la que fuimos, el pobre guiri se tuvo que comer tres trozos de tarta que había cogido yo porque los tres tenían alcohol, y a nadie se le había ocurrido avisar. En ese momento yo estaba tomando una tonelada de antibióticos para una infección y no podía probarlo, imagináos catando todas las tartas hasta que encontré una sin alcohol. ¡¡¡Con lo fácil que hubiera sido poner un cartelito!!!

10.  Desde que decidas preparar la fiesta hasta el día "D" estate alerta a los hallazgos y las oportunidades

No se aprecian bien, pero los platos de cristal verde con forma de hoja
 los encontré en una liquidación de una tienda
de decoración ¡¡¡por 50 cts.!!!
Desayuno de pascua 2011

Desde que decidí hacer la Patofiesta para mis nanos, tuve todo el tiempo la mente patuna, es decir, que cada vez que voy al centro, a un mercadillo o al súper estoy alerta a cualquier cosa que pueda tener que ver con el tema o quedar bien con la decoración. En las últimas vacaciones en Holanda, buscando un mueble en una tienda de decoración  encontré en un montoncillo en oferta dos cajas de plumas amarillas y blancas.Sin duda ¡¡¡plumas de pato!!!!!.

11. ¡¡¡Disfruta!!!!

He contagiado al guiri, mirad como se las gasta en San Valentín...

No hay cosa más odiosa que un anfitrión que hace ver a todo el mundo lo cansadísimo que está, y el
trabajazo que se ha pegado. Te sientes hasta violenta.
Es cierto que llegarás agotado a la fiesta, pero lo has hecho porque has querido y porque te gusta, nadie te obliga a poner una mesa así, y si te supone un trauma, pues encarga un catering, pero por favor no le pongas cara de perro a los invitados (lo digo porque me ha pasado con alguna anfitriona), que han venido en tu honor y son tus amigos. Por muy preciosísima que sea la mesa, la fiesta o tu modelito, lo que ellos quieren es estar contigo reírse y pasarlo bien.
Para disfrutar de verdad evita el estrés de ultimo momento. Da mucha tranquilidad poner la mesa el día anterior y las decoraciones que no sean comestibles, incluso un "ensayo general" con los platos vacíos para ver si queda bien el efecto.
No dejes para el último momento nada más que lo imprescindible (lo que tenga que estar frío o caliente) , lo demás déjalo puesto cuanto antes bien tapadito con papel film o plata.

No tiene que ser una fiesta multitudinaria, ponerle un poco de liturgia a la vida, y preparar una mesa bonita un día cualquiera para tomar un simple café, es un placer y nos hace sentir bien rodearnos de cosas bonitas y preparadas con un poquito de cariño.
Tomar un cafetito en la mesa de la cocina un día cualquiera también puede ser un lujillo...
Por cierto el tapete también es obra de mi mami,, hay que lucirlo que es una artista de la aguja.

Eso es todo lo que se me ocurre por ahora, si pienso en alguna cosita más, os lo contaré.

P.S. Si algún profesional lo lee y he dicho alguna barbaridad que me perdone jajajaja no estoy pensando en competencia desleal, no he estudiado "mesología" sólo hablo desde mi experiencia personal en fiestas familiares, mesas de andar por casa, y lo dicho, no pretendo ni de lejos sentar cátedra, sino compartir con todos lo poquito que he aprendido en este tiempo.
Espero que os haya servido alguna idea!


Besos mil
PILAR



7 comentarios:

Lola Ariza dijo...

Pilar me descubro ante ti, que creatividad!! que arte!!muchas gracias por contarnos con tanto detalle como explicas lo que haces, me encantan las mesas bonitas y las tuyas son del 10. Un beso

Pilar Canamero Pizarro dijo...

Gracias Lola!!! tu siempre animándo mi blog! me alegra que te haya gustado la entrada, a ver si en la próxima quedada del blog de David, entre tus recetas y mis mesas hacemos algo precioso!!! Un besote grande!

Unknown dijo...

Hola Pili!
tenía ganas de ver tus maravillas pq mi hermana me habla mucho de tí y las cosillas que haces. Estoy aprendiendo mucho. A mí me gustan estas cosas, pero aún estoy a años luz de tí. Eso sí, acabo de animarme un montón pq después de leer esta entrada, veo que estoy en el camino correcto, sólo he preparado una mesa de dulces una vez, y para ello nada más fisgué por internet unas docenas de fotos, pero creo que sin darme cuenta, he seguido casi todos tus pasos!!!! Estoy feliz.Sólo me falta adentrarme en el mundo de la cartelería y papelería, quizá para el cumple de mi chico me anime, quedan poco más de dos semanas, no sé si seré capaz. Vaya, un reto, jajaja

Eva Mª Cebrián dijo...

No había salido mi nombre :(

Pilar Canamero Pizarro dijo...

Hola Eva!!!! ya he visto tu mesita!! es la de comunión no? pues te quedo muy bonita y blanquita como a mi me gustan jajaja. Anímate que esto es super divertido y relajante, yo estoy enganchadísima a lo de organizar saraos. Ya era marifiestas antes, pero ahora encima las preparo a conciencia. Me divierte, me relaja y mantiene la mente ocupada y lo más importante ilusionada en los meses griiiiiiiises del laaaaaaargo invierno alemán. Siempre tengo alguna fiesta o evento en mente y algún libro de cocina en la mesilla. Además la familia y los amigos me lían también para sus fiestas, y yo, la verdad encantada. Me alegro de que te guste mi bloguito, no es gran cosa pero me mantiene conectada con el mundo exterior y sobre todo me obliga a acabar todo lo que empiezo, que es mi asignatura pendiente. Me encanta que me escribas!!! y si necesitas ayuda para algún proyecto ya sabes donde estoy, lo de la papeleria y tarjeteria es apasionante, es increible todo lo que se puede hacer con papel!
Un besote a toda tu familia!

David Ruiz dijo...

HOLA, ME HA SIDO MUY ÚTIL ESTA ENTRADA. ME ESTOY ADENTRANDO EN EL MUNDO DE LAS MESAS DULCES Y SALADAS, Y ME HA VENIDO MUY BIEN LOS DETALLES QUE HAS DADOS. QUERIA PREGUNTARTE UNA COSA, NO SE SI SERÁ BUENA IDEA, PERO ME GUSTA MUCHO EL TEMA DE COLOCAR VASITOS CON ALGUNA MOUSE, POR EJEMPLO, CREES QUE ES BUENA IDEA, Y SI ES ASÍ, COMO PODEMOS MANTENER EL FRIO?. A MI SE ME HABIA OCURRIDO EN UNA BANDEJA CON HIELO Y LOS VASITOS ENCIMA, NO SE SI ESTO ES MUY CUTRE O QUE TE PARECE JAJAJA UN SALUDO!

Yolanda dijo...

Gracias por esta entrada,siempre se aprende algo nuevo ya que a mí me gusta cuidar mucho los detalles cuando soy la anfitriona y lo paso fatal cuando voy de invitada y la anfitriona lo deja todo a la improvisación.